Constantino Romero y el exhibicionista de Barcelona /The pervert of Barcelona

 

Kanharu doujinshi
Kanharu in Barcelona 90s

Barcelona de finales de los 90.
Pero finales, finales.

Muy temprano,

aún todavía sintiendo

el tacto de la sábana en mi mejilla,

pasó por delante de la panadería

y compró unos panecillos acabados de hornear.

Ya he desayunado en pisito de la calle Ivorra,

en mi barrio de estudiante universitaria,

uno con nombre que suena

a cortar leña o trepar montes: Sarrià.

Las personas con Fibrosis quística

solemos tener siempre un apetito voraz,

y a la par, una terrible malísima digestión.

Menuda contradicción dietética…

Esa es la razón por la cual paro

poco después de desayunar,

en la panadería, calentita,

con sus dependientes vestidas de blanco

y sus pinzas, como cangrejitos serviciales,

sirviendo donuts, cruasáns,

baguettes, panes rústicos

y demás delicias de cereal.

Pisando fuerte, masticando aquellos

panecillos blandos como nubes,

mi falda larga de punto roza las botas altas,

como orejas de textil atentas

al despertar de la ciudad,

mezcolanza de voces y máquinas,

música urbana.

Pasó por delante del Corte Inglés

en la Plaza Maria Cristina,

grandes almacenes que marcan

el paso de las estaciones mejor

que el planeta Tierra…Esta vez toca

poner las luces de Navidad.

Miles y miles de luces que los operarios

colocan con paciencia infinita…

¿Qué dibujo formarán las luces

cuando esté terminado aquel puzzle de colores?

No estoy yo para pensar mucho en ello,

porque mientras voy camino de la Facultad,

repaso todas las lecciones,

las del día y las que me gusta repasar,

o bien me ando por las ramas hasta pensando,

y me pierdo como Alicia en un país

de mil maravillas de lo más variopintas…

Vamos, para decirlo más claramente:
estoy en Babia.
O en la luna de Valencia.

¿Por qué se dirá? “Estás en la luna de Valencia”

Y de nuevo a las andadas.

Cuando llegó a la calle larga y cuesta abajo

que parece apuntar

a la boca del edificio de la facultad,

aceleró el paso.

Supongo que por inercia,

y porque cuesta abajo es más fácil dejarse llevar

y los pensamientos se multiplican por mil,

y yo ya estoy perdida en ellos por completo.

Es una calle solitaria,

simple asfalto, con solares de maleza a los lados,

y una gran pancarta que anuncia un foie grass,

que por aquel entonces anunciaba

un muy querido presentador de televisión,

locutor y actor de doblaje

¿le recordáis? Constantino Romero,

la voz de Clint Eastwood,

Arnold Schwarzenegger,

o Dark Vader…

Esa voz, qué voz…
En Star Wars
_Luke, yo soy tu padre
En Terminator
_Sayonara baby
o ese discurso final de la peli Blade Runner
_Yo he visto cosas que vosotros no creeríais…

(Rutger Hauer)

Qué voz, me diré a mi misma al pasar

por delante del enorme cartel publicitario,

casi a la entrada de la universidad…
Pero antes de eso.

Unos pasos, unos metros antes de eso,

un compañero de clase me hace volver en mi:

_ ¡Yrene!

_(¿eh?) ¡Ah! Hola Juan, Buenos días.

Juan me mira con cara de incredulidad,

algo de extrañeza y una pizca de risa nerviosa.

_ ¿No lo has visto?
_ El qué – le miró interrogante…

¿qué tendria que haber visto?

Estaba tan confusa

que no sabía si frenar el paso

y mirar bien a mi alrededor

o seguir para no hacerle un feo

a la cuesta que empujaba

mi cuerpo hacia adelante.

_ ¡Al tío ese! ¡Se ha abierto el abrigo delante de ti!
_ ¿El abrigo?
_ ¡Un exhibicionista Yrene!

Por supuesto que no lo había visto.
Y estaba tan claro,

que Juan me miraba

ya con ganas de reír de verdad.
_ El tío se ha quedado decepcionado.

Has pasado como si no hubiera nadie.

Vamos como si fuera invisible.
_ Anda ya…- casi no me lo creía.
_ ¡De verdad! No, si ya decía yo

que no lo habías visto…

Porque, es que…

¡has pasado a un escaso metro de él!

¡Y ni caso!

Ni un susto, ni un gritito, ni un

¡Ay Virgen Santa!

_ No me he perdido nada entonces.

Juan se reía.

Él sí que había visto algo

inusual aquella mañana:

Porque un pervertido se había quedado

más mustio que su patética desnudez,

al verse ignorado,

por alguien que tenía en mente

a Constantino Romero, a las obras

del maravilloso Bernini y

al sabor de los panecillos

recién horneados de la calle Ivorra.

Yrene Yuhmi recuerdos, Noviembre 2019

IMG_20191125_001226
The End

Barcelona of the late 90s.
The very very end of the 90s.

Very early, still feeling the touch of the sheet on my cheek,
I stopped at the bakery and bought some just baked small breads. I have already had breakfast at the appartment, in Ivorra Street, in my university student neighborhood, one with a name that sounds like cutting wood or climbing mountains: Sarrià.

People with cystic fibrosis usually have a voracious appetite, and at the same time, a terrible bad digestion. What a dietary contradiction …

That is the reason why I stop shortly after breakfast, in the bakery, warm, with all the store-dependents dressed in white, holding their tongs, like helpful cute crabs, serving donuts, croissants, baguettes, rustic breads and other cereal delights.

Stomp it out, chewing those soft muffins fluffy like clouds, my long knit skirt rubbing the high boots, like textile ears attentive to the awakening of the city, a mixture of voices and machines: urban music.

I passed the El Corte Inglés in the Plaza Maria Cristina, big department stores that mark the passage of the seasons better than the planet Earth … Now it’s time to put the Christmas lights. Thousands and thousands of lights that operators place with infinite patience … What drawing will the lights form when that colored puzzle is finished?

I am not to think about it much, because while I am on my way to the Faculty, I review all the lessons, those of the day and those that I like to review, or I beat around the bush until thinking seriously about sometime clear and concrete, and I lose myself as Alice in a country of a thousand of all kind of wonders …

Ok, to put it more clearly:
I’m “in Babia”
Or on “the moon of Valencia”

Why do people say that idiom?
“You are on the moon of Valencia”

It bugs me…

and I am at it again.

When I reached the long and downhill street that seems to point to the mouth of the faculty building, I accelerated my steps. I guess because of inertia, and because downhill it is easier to get carried away and thoughts multiply by a thousand, and I am already lost in them completely.

It is a lonely street, simple asphalt, with lots of weeds on the sides, and a large banner that announces a foie grass, which at that time announced a very dear television presenter, announcer and voice actor, do you remember? Constantino Romero, the voice of Clint Eastwood, Arnold Schwarzenegger, or
Dark Vader…

That voice, what a voice …
In Star Wars
_Luke I am your father
In terminator
_Sayonara baby
or that final speech of the movie Blade Runner
_I have seen things that you would not believe … (Rutger Hauer)

What a voice, I will tell myself as I pass in front of the huge advertising poster, almost at the entrance of the university …
But before that, a few steps, a few meters before that, a classmate brings me back to me:

_ Yrene!

_ (Huh?) Ah! Hi Juan, good morning.

Juan looks at me with a face of disbelief, a bit of strangeness and a hint of nervous laughter.

_ You have not seen him?
_ See what?
He looked questioningly …
But I didn’t get what he was talking about.What should I have seen? I was so confused that I did not know whether to slow down and look around or continue to not make an ugly one to the slope that was pushing my body forward.

_ To that guy! He opened his coatin front of you!
_ The coat?
_ An exhibitionist, Yrene!

Of course I hadn’t seen it.
And it was so clear that Juan was already looking at me really killing his laugh.
_ The guy must be so disappointed. You have passed as if there was no one. As if he were invisible.
_ Come on …- I almost didn’t believe it.
_ For real! Well, I already said to myself that you had not seen it … Because, it is just that … you have passed so so close to him!
And you ignored it.
Not a scare, not a scream, not a woe, Holy Virgin!

_ I haven’t missed anything then.

Juan laughed. He had seen something unusual that morning.

Because a pervert had become more whitered than his pathetic nakedness, because he was ignored, by someone who had in mind Constantino Romero, the works of the wonderful Bernini and the taste of freshly baked muffins from Ivorra Street.

Yrene Yuhmi Memories, November 2019

Catch your dreams / ¡Atrapa tus sueños!

Catch your dreams

Catch your dreams
— Read on paradoxalworld.com/2018/01/20/catch-your-dreams/

Hace mucho que no me dejo ver, que no me paro a escribir unos minutos en el blog…Querría tener algún cuento que contar, pero mi fábrica de historias es ahora como jaula de mil pájaros locos. Mucha imaginación dibujando bocetos en rincones y paredes de mi mente, una Brujilla que dirige sin ton ni son, y una total desorganización de capítulos comienzos y finales.

A la brujilla le digo, mientras procuro que los duendes de mis sueños no armen demasiado jaleo:

_ Ayúdame un poco y pon orden, ¡esto es un desastre!

Pero está demasiado ocupada echando de mis cajones de pensamientos a las pesadillas y los ogros del miedo.

La brujilla me suele mirar hastiada, pidiéndome que por favor deje de trazar sueños a ciegas, sin cumplirlos, y que me lance como solía hacer antes. Que me suelte la melena, que sea más loca; que mande al carajo a la frustración, a la impotencia y a la desilusión.

_ Tú no eres así – me reprocha la brujilla – ¡rompe esos muros y sal volando!

_ Ay Brujilla, pero mira cuántos dibujos, cuántos cuentos e historietas…podría empapelar con ellos un museo al que no iría nadie.

A lo que la Brujilla me contesta:

_ Sería un museo divertido, ¿por qué no empezamos ya a empapelar? Uno de esos museos aburridos que estén libres de cuadros famosos. Uno sin nombre ni dueño, sin mecenas ni publicidad.

Le sonrío, ella se arregla la moña baja que suele llevar, y se coloca bien el sombrero de margaritas. Me pasa un par de manuscritos y haciendo callar a los gorriones azules que suelen encargarse de producirme risas, me dice: “hay mucho que hacer; paso a paso, sin prisa pero sin pausa. Esta mente está hecha un lío, empecemos a empapelar”

Asiento, y mirando el gran atrapa sueños que viste el salón principal donde habitan mis hadas y musas, me propongo cumplir unos cuantos sueños.

Este atrapa sueños es especial porque lo hizo una de mis musas con tanto amor e ilusión que parece un trozo de cielo.

Y esta musa se llama Sara, es un poco de mi y yo un poco de ella. Porque somos hermanas. Si yo soy mente desorganizada, ella es como un hilandera imparable, constante y hacendosa.

Ay porras: algunos papeles están dibujados por ambos lados.

Brujilla, tendremos que pensar en un museo hecho de cristal…¿Se te ocurre algo mejor?

Será mejor que me inspire visitando el blog de Sara, las hermanas siempre son inspiración, ilusión y Alegría.

Y la mía es especialmente musa, desde que nació.

La brujilla se me ha adelantado ya y está ojeando las bonitas fotos de Sara lanzando gritillos de admiración.

Debería retratar a la Brujilla, es bastante pizpireta y comprensiva, creo que os caería bien.

Quizás no tarde en volver a dibujar, y tendré un papel más para seguir empapelando ese museo de vidrio, sin nombre, de nadie, sin mecenas ni promotores.

Pero al fin y al cabo, único y con mi huella y la de la Brujilla.

Yrene Yuhmi 2018

Efemérides Nace Van Gogh Fallece Fernando R. Pando

¿Abuelete, quién me iba a decir que te llevaría la enfermedad el mismo día que nació Van Gogh, el pintor que me inspiró y marcó mi adolescencia?

La vida es muy cínica, caprichosa…y adora jugar con las fechas y los encuentros y desencuentros.

Ya hace cinco años, abuelete. Qué largos y qué cortos. Siempre los dos en nuestra memoria, porque vivimos muy juntos y muy intensamente.

En tres años nuestra Lela, se fue tras de ti. Os echamos mucho de menos…os llevásteis con vuestra sonrisa y vuestra calidez, una gran parte de nuestra existencia. Hasta que llegue el momento, esperadnos en el cielo…

Yrene Yuhmi portrait (Fernando R. Pando durante el servicio militar)
Yrene yuhmi abuelos maternos.

 

Escrito hace cinco años, cuando comencé este pequeño blog:

“No sabía cómo empezar a hablar de mí aquí. El pasado día 30 de Marzo, mi abuelo, Fernando Rodríguez Pando, murió por enfermedad a los 81 años de edad. Abuelete era un hombre especial, fuerte, un gran orador, autodidacta, memorista (amante de la memoria y los recuerdos), cariñoso, directo y auténtico. Era tan trabajador que sus manos quedaron agarrotadas, con la forma que le dejó el palustre y demás instrumentos del buen paleta. Sin embargo no fue sólo paleta, hizo tantas cosas en la vida, que para mí es un super héroe… Sus ojos azules aún me miran ahora, aunque no esté.

Su voz sigue resonando en mi cabeza, muy viva “No llores, bonita”…Y la calidez de su mano al coger la mía, la siento pero a la vez me hace tanta falta…

Esta entrada quiero que sea un inicio para él y para mí.

Que la enfermedad no trunque más sueños. Que la vida sea vivida con sencillez pero profundamente, sin perderse detalle…

Sin perder ni un poquito de cada persona a la que amo.”

Artículo completo aquí: Primer paso

 

Gracias a tod@s los que me apoyáis tanto y con tal cariño, tanto en lo referente a la fibrosis quistica como en mi vida como dibujante y escritora.

LOVE & PEACE

Yrene yuhmi 30 Marzo 2017

今日は「30日3月」5年前にフェルナンドおじいさん、母のお父さんは亡くなりました。3年後妻イレーネおばあさんも星になりました。

二人共がいないと悲しくて、寂しいですが、時が来たらまた逢えるでしょう!

その前に人生を楽しむことは一番です。夢を追いかけて、精一杯生きて、

おじいさんとおばあさんの言葉と優しさも忘れずにこの世界にそのまま返しますように!

天国から私達を見守ってくれるはずです。

おじいさん、いっぱい教えてくれてありがとう!愛してくれてありがとう。。。

おばあさんもいっぱい教えてくれてありがとう!愛してくれてありがとう。。。

皆々様、何時も応援と励ましも、心底から感謝しています。

愛友と尊敬も込めて!

イレーネ優海より🌸🌸🌸

 

 

Forever Michael Jackson

I always think that he was too special for this World. But thanks to his special soul, brightness, charisma, music, we had great moments, and we opened our eyes to the true values. He wanted to change this World for better. Amazing…isn’t it? Differences make us greatest.

This portrait is for a very sweet, special person, a pretty princess of rock, someone who I met by Destiny, without knowing who was she infact….I was just catched by her bright smile, beauty and lovely speech…charisma again!

In Japan Destiny is called Unmei, and it is a believe that there is no such a thing called haphazard. Whatever happens, happens because it is inevitable. All is wrote this way since the very beginning of everything. Must this world be filled with love and understanding, must stop the discrimination, violence and wars.

And keep dear World, having persons like Michael, to be born and to have the will to change the World…for better.

yrene yuhmi

cystic fibrosis fighter, 2015 August 29th

Portrait by yrene yuhmi
Portrait by yrene yuhmi